Martes , 10 diciembre 2019
Es Noticia

Por una comunicación más inclusiva en la gestión del riesgo de desastres

Comparte:

Sin transparencia no hay confianza, sin confianza no hay liderazgo, sin liderazgo no hay trabajo colectivo ni articulación, y sin eso no hay participación posible“. La frase la pronunció Willy Pedroso Aguiar, profesor de la facultad de comunicación de la Universidad de La Habana, y fue una de las ideas más memorables del Taller “Comunicación Inclusiva para la Gestión del Riesgo de Desastres”, que se celebró en la ciudad de Matanzas.

Por una comunicación más inclusiva en la gestión del riesgo de desastres

La cita fue una verdadera oportunidad para aprender y aportar en calidad de iguales, muy a tono con su propósito de abarcar aspectos medulares de la gestión de riesgo y el rol del diseño inclusivo de los materiales comunicacionales, especialmente desde los medios de comunicación en Cuba.

Los participantes en el evento (estudiosos de las ciencias sociales y la comunicación, periodistas, estudiantes…) abordaron las prácticas comunicativas desde pilares como la participación, la accesibilidad y la no discriminación, y abogaron por enfoques más flexibles desde nuestras instituciones.

Por una comunicación más inclusiva en la gestión del riesgo de desastres

La gestión inclusiva, desde los medios, tiene que tener en cuenta aspectos como edad, género, situación de discapacidad…a fin de garantizar la participación efectiva de todo el pueblo.

El taller tuvo lugar en la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), y auspiciado por el proyecto Aprendiendo de las experiencias de los huracanes Irma y María, una iniciativa conjunta entre Cuba y República Dominicana, que pretende incorporar los estándares de protección e inclusión a partir de las brechas identificadas en las operaciones de respuesta a emergencias ante eventos meteorológicos recientes.

Usar la terminología adecuada, como “personas con discapacidad” en lugar de otras denominaciones empleadas comúnmente, es esencial para efectuar una comunicación inclusiva y eficaz desde los medios, enfatizó Ibia Vega Cuza, especialista de la Asociación Cubana de Personas con Discapacidad Físico-Motora (ACLIFIM) en la provincia de Santiago de Cuba.

Los participantes en el Taller “Comunicación Inclusiva para la Gestión del Riesgo de Desastres” realizaron ejercicios didácticos sobre los diferentes roles que intervienen en el proceso comunicativo, para entender mejor la forma en que las personas con discapacidad perciben los mensajes de los medios.

Como parte del proyecto binacional, en la provincia de Matanzas se crearán nuevos centros de gestión de riesgos en los municipios de Matanzas, Cárdenas, Martí y Colón, y se ubicará una estación sismológica que aportará información a la red regional. También serán actualizados los estudios de peligros, vulnerabilidades y riesgos.

Acerca de Roberto Jesús Hernández Hernández

mm

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top