Martes , 10 diciembre 2019
Es Noticia

Darilys…

Comparte:

En qué pensarías amiga en el justo instante en que sobrevino la muerte; ¿caminabas despacio o andabas de prisa? ¿Advertiste la arremetida que contra ti se abalanzó con saña? Salías de un estadio, me dicen, precisabas la noticia. Como aquella vez cuando me pediste no sé qué dato, y quiero creer que sí te lo envié.

No quiero buscar tu nombre en facebook, no me interesa saber qué última frase escribiste, ni las últimas palabras que nos dijimos.

Salías de un Estadio…¿lo crees? Allí, a donde tantas veces acudiste para buscar información, para hacer lo que más disfrutabas, escribir de deporte y sobre todo de tu equipo de pelota, y de donde siempre saliste airosa y alegre.

Supe de tu partida de forma extraña, sin sentido, como tu propia muerte. “Murió una  joven periodista de Cienfuegos”, me dijo una amiga sosteniendo su celular mientras comíamos en un pizería. Yo intenté no indagar, algo me auguró que la noticia eminente y trágica me descolocaría; “Tenía 33 años”, agrega, y dejo de comer esperando el desenlace definitive; “Darilys Reyes, ¿la conoces?”, mi acompañante conjugó el verbo en presente.

Asiento con la cabeza, “era mi amiga”, alcancé a decir. Y de golpe vinieron todos los recuerdos. Te rememoré siempre jaraneando conmigo en un balcón de la beca de nuestra Universidad. Teníamos hasta una frase recurrente siempre que nos veíamos, frase que no recuerdo, pero nunca olvidaré la risa contagiosa que provocaba en ti. Tu imagen me llega siempre sonriente.

El tiempo pasó y nos reencontramos nuevamente en la redacción del periódico 5 de Septiembre. Ya eras toda una profesional de altura, “Darilys, la de la página deportiva”. Hablamos esa vez hasta que nos quedamos sin palabras, para volver a hablar de cualquier tema, por trivial que fuera, sabíamos que pasaría tiempo para Volver a vernos.

Hoy el zapatero de mi barrio me preguntó si yo te conocía, dieron la noticia en el noticiero. Dice que él sí recuerda haberte visto en la tv, yo no le desmentí, solo agregué que fuiste la única periodista que publicaste la visita de los peloteros cubanos de Grandes Ligas que visitaron Cuba cierta vez, quizás el zapatero no entienda la trascendencia de ese hecho, tus colegas sí.

Tu muerte nos impactó a muchos, quienes te conocimos nos hemos comunicado en estos días para rememorarte. No quiero pensar en el dolor de tu familia, en tu hijo de dos años, y en tu esposo sin consuelo.

Siempre que visitaba Cienfuegos, al caminar por el céntrico boulevar intentaba llegarme hasta el Cinco de Septiembre, allí te encontraba, escribiendo quien sabe qué trabajo de deportes, con esas ganas y deseos que solo tú le imprimías a cada texto.

Recuerdo que en una ocasión supiste de la visita a Matanzas de un veterano cubano de las Grandes Ligas, suceso que aquí todos ignoraban. Tú en cambio estabas dispuesta a viajar por tus medios para conseguir una entrevista. Si supieras cuánto acomodamiento veo en algunos colegas, por eso me revienta que siendo referente ya no estés.

Pensar que hoy Camaguey jugó contra tus Elefantes, y que en aquella ciudad esperaban tu presencia.

Dudo que yo vuelva a entrar alguna vez al periódico de Cienfuegos, a tu Cinco de Septiembre, creo que me embarga la misma sensación que sentirán tus lectores cuando abran el semanario y no vean tu nombre….tu ausencia duele amiga, bien adentro.

Acerca de Arnaldo Mirabal Hernández

mm
Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top