Domingo , 16 junio 2019
Es Noticia

Mujer con pamela

Y llegaste con pamela un día festivo y fuiste la alegría mayor,

En un molino escribiste un deseo, y yo quise ser tu Quijote,

Y a orillas de un río quise ser la corriente que te arrastra,

Caminamos la ciudad en silencio, y quise agradecer este instante precioso en que nos

juntamos,

Pensé que las palabras no son nuestro fuerte, siempre quedan cosas por decir,

El silencio a veces es el mejor lenguaje,  debes saberlo

Me encantan tu reproches, esos que se te escapan sin darte cuenta, porque al parecer crezco en ti,

O quizás sea solo producto de mis fantasías y esas ganas tontas de poetizarlo todo sin ser poeta,

Desandamos una ciudad surgida para amar,

Tú quizás solo procurabas compañía sin más pretensiones que la amistad,

Yo en cambio te imaginé de muchas maneras, lo confieso,

Desde entonces aguardo por esa llamada que no llega,

Y hasta me regalo la dulce ilusión de formar parte de aquel deseo que pediste…

Comparte:

Acerca de Arnaldo Mirabal Hernández

mm
Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top