Sábado , 19 octubre 2019
Es Noticia

Tristeza…

Lo sabía, a veces soy perspicaz, conocía que mis palabras irían a ningún lugar,

que nunca llegarían a ti, menos te harían voltear la mirada para que vieras en el rincón oscuro y triste donde habito,

Persisto en el dolor, ese maldito pesar que me desgaja como rama seca,

Duele saber que nada lees, que estas tontas palabras nunca acometerán su cometido, que nacen condenadas al triste final de la indiferencia,

Y justo cuando más bella te me ven mis ojos, cuando más fuerte son las ganas, la nada me constriñe hasta dejarme hueco…

Ya no sé a cuál estrategia apelar para arrancarte de cuajo, te ignoro, rehúyo, para terminar en el mismo punto donde todo comenzó: hincado ante tu imponente belleza,

Menos mal que nada sabes de estas palabras trasnochadas y pueriles,

Que nada te dicen, ni te conmueven,

Nunca te había dicho, ni te diré que la tristeza va conmigo a donde quiera que voy,

A veces me acurruco a su lado, le recuesto la cabeza a un costado como el niño con miedo a la noche, inocente e indefenso,

Que cuando llueve paso la mano por el cristal y me da por escribir tu nombre, que siento que la humedad lo inunda todo, y son nulas mis ganas de seguir,

Sé que a veces voy tan maltrecho que le doy lástima a la tristeza,

Ella me susurra al oído que debo continuar, que si vivo en el pasado esa siempre será mi dirección y destino…

Menos mal, amiga, que vives ausente a mi quebranto, ignoras el desastre que soy,

Lo que malvivo, y el gris de mi mundo avanza con fuerzas como niebla espesa que se traga todo, incluso mi esperanza…

Comparte:

Acerca de Arnaldo Mirabal Hernández

mm
Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top