Martes , 10 diciembre 2019
Es Noticia

¡Silvar al Bárbaro del Ritmo!

Comparte:
El Bárbaro del Ritmo

El Bárbaro del Ritmo Foto tomada de deezer.com

¿Cómo fue?

No sé decirte, como fue…

Una mañana al cruzar la calle Medio, arteria central de la ciudad de Matanzas, en la multitud alguien silbaba las notas de ese bolero contagioso que escuché tantas veces en la voz de Benny Moré.

Algún influjo ejerció la melodía silbada, para que ese día, una y otra vez, me sorprendiera entonando aquella canción inolvidable, imitando los giros y cadencias inimitables del Benny.

Claro, no es algo nuevo en mí. Temprano había aprendido a admirarlo desde la admiración de mis padres. Y aquella tarde lejana en que sus restos fúnebres transitaron la ciudad con destino a su querida Santa Isabel de las Lajas, ya comprendía que la cultura cubana había sufrido una pérdida enorme.

Desde entonces le escuché cada ocasión con particular atención. Y así fue aún en los años jóvenes, enrolado entre la beatlemanía y los ritmos del momento. El Benny siempre tendría un lugar seguro en esos ratos de intimidad que uno se regala para disfrutar la música de su preferencia.

Vinieron los años en que cantantes foráneos, con nuevos timbres y actualizados arreglos, parecieran descubrir para los cubanos la impronta del Benny. También disfruté aquel asalto a nuestra musicalidad, pero sin menoscabo a la obra grande de nuestro sonero mayor. El seguiría allí como piedra inamovible.

Con el paso de los años, llegué a coleccionar muchos de sus temas, imágenes repetidas de la televisión cubana, películas mexicanas en que interpreta algunas de sus canciones imprescindibles.

Este año ha sido celebrado su centenario. Programas radiales y televisivos, actos y eventos, fueron realizados en honor al más grande de nuestros cantantes populares. El año concluye pero la obra del Benny permanecerá.

Aquel qué sin formación musical, sorprendió al mundo con su magistral desempeño, tiene mucho que mostrar a los futuros creadores. Cómo se cultiva el talento desde la perseverancia y el amor y respeto al terruño que contempla orgulloso la obra legítima de sus hijos.

El Bárbaro del Ritmo junto a una banda

Foto tomada de Canal Caribe

Hoy vuelvo a tararear aquel bolero intacto de tantos romances esquivos. Pero quizás aún, al paso inequívoco de una agraciada figura de mujer, se me pueda escapar, ya con voz más grave y cansada, pero definitivamente convencido, aquellas estrofas de

no se explicarme que pasó

pero de ti me enamoré.

Acerca de Angel Rodríguez Pérez

mm

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top