Martes , 10 diciembre 2019
Es Noticia

Mayo 19: José Martí, de cara al sol

Comparte:

jose_marti periodista plusDe cara al sol, como él lo había pedido, cayó combatiendo el general José Martí y Pérez, el 19 de mayo de 1895, en la localidad de Dos Ríos, oriente cubano.

Hace 121 años que el Apóstol de la Independencia de Cuba  nos dejó en momentos cruciales de nuestra historia, cuando se libraba la guerra necesaria que él había organizado para acabar se sacudir el yugo opresor del colonialismo español, empeño en el que, contra adversidades y envidias, como ningún otro cubano supo unir voluntades patrióticas para mostrar el camino decisivo en pos de la soberanía de la patria.

El gran mérito de Martí: saber unir a los veteranos de la Guerra del 68  -iniciada el 10 de octubre de 1868-, y que durante 10 años mantuvo en alto la bandera cubana en los campos insurrectos, y luego, en el 95, a la sangre joven que revitalizaría la lucha.

Después de dar la orden de alzamiento en diversos sitios de la Isla a través de Juan Gualberto Gómez,  el 24 de febrero de 1995, se empeñó Martí en ocupar un puesto en la caballería y empuñar las armas,  dispuesto a dar su vida para conquistar la libertad, abonada con  sangre derramada ya entonces a lo largo de casi tres décadas de batallar en la manigua y en las ciudades, en Cuba y en el exterior.

Fiel a sus principios, Martí cabalga aquel 19 de mayo. Él mismo lo había dicho: “Quien quiera mandar ha de entrar en la caballería”.

Líder indiscutible de aquel levantamiento armado, Martí espolea a su caballo para incorporarse a la vanguardia de la tropa que iba al encuentro de las fuerzas coloniales españolas.

El generalísimo Máximo Gómez intenta disuadir a Martí, pero nada podrá ya impedir que  la estrella que brilla en la frente del Apóstol se funda con el sol del mediodía.

Junto al nombrado General José Martí en la localidad oriental de Dos Ríos cabalga también el teniente Ángel de la Guardia. Ambos se exponen en demasía a la balacera enemiga y tres proyectiles impactan el cuerpo del Líder del Partido Revolucionario Cubano.   Uno de ellos lo transportará a la inmortalidad, donde moran los héroes.

De nada valdrá a la tropa española exhibir el cadáver  como trofeo de guerra. La semilla de la libertad, sabiamente sembrada con ideas de patriotismo y razones de independencia, seguiría germinando a través del tiempo y del batallar de los cubanos.

Pasarían 64 años hasta que  un radiante primero de enero de 1959, con el triunfo del Ejército Rebelde comandado por Fidel Castro y por las ideas del propio José Martí, se alcanzara la definitiva independencia de la patria.

Es así, porque  la caída del cuerpo del Apóstol en Dos Ríos no impidió, ni impedirá, que sus ideas  sigan cabalgando, indetenibles, con su presencia permanente, estímulo y   guía para la acción de  hombres  amantes de la libertad.

Este 19 de mayo, hasta la tumba física del Héroe Nacional, en el cementerio de Santa Ifigenia,  Santiago de Cuba, como en cada aniversario, volverán a llegar las tradicionales rosas blancas ofrendadas  por sus compatriotas en el archipiélago cubano.

… Y donde quiera que un cubano honesto,  conocedor de su historia, se encuentre  este día, seguramente tendrá un pensamiento de agradecimiento hacia aquel  que nos sigue acompañando con su verbo lúcido y fecundo en las nuevas batallas y el empeño común de preservar la soberanía nacional. (TVY) (19 /05/16)

Acerca de Roberto Pérez Betancourt

mm
Licenciado en Periodismo en Universidad de La Habana. Profesor periodismo Universidad Matanzas. Graduado en Administración de empresas. Diplomado en Psicología pedagógica

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top