Sábado , 22 septiembre 2018
Es Noticia

Grupo G: Bélgica e Inglaterra, probables. Panamá en busca de sorpresas

grupoG

Llegados a este punto, tal parece que no quedan selecciones con oportunidades tras analizar lo que puede hacer Alemania, Brasil, España o Argentina…no es así, amigos. En este Grupo G, a mi entender, se halla uno de los equipos candidatos a llegar lejos en esta Copa Mundial: Bélgica.

Junto a ella, un rival de tradición y respeto: Inglaterra; y los menos peligrosos de Panamá y Túnez, cuyas expectativas ya han sido cumplidas al montarse en el avión rumbo a Rusia.

Bélgica ha participado en un total de doce Copas Mundiales, alcanzando su mejor resultado con el cuarto puesto obtenido en México 1986, tras no poder batir en semifinales a la Argentina de Maradona, que a la postre saldría campeona.

Han sido tildados como «La eterna promesa», ya que a cada Mundial llegan con plantilla suficiente y nunca logran lo que se espera de ellos. Rusia 2018 puede ser, una vez más, el torneo que ponga fin a la sequía de títulos de una de las selecciones más vistosas del fútbol europeo.

Por lo pronto, llegan con una generación dorada y tras una fácil fase de clasificación. En su grupo de la clasificatoria de la UEFA rompió todo tipo de registros en su camino a Rusia2018: acabó imbatida, logrando 28 puntos en 10 partidos y marcando 43 goles. Su deantero Romelu Lukaku (Manchester United) se convirtió en el mejor goleador nacional de todos los tiempos.

No obstante, los fantasmas del Mundial ya comenzaron a rondar a «Los Diablos Rojos» y en los dos últimos amistosos, especialmente el 3-3 contra México, ya han comenzado a preocupar a seguidores y expertos.

No obstante, el talento de esta selección viene acompañado de poderío en ataque: Jugadores en el mediocampo como Kevin De Bruyne (Manchester City) y Eden Hazard (Chelsea) han tenido respaldo a su talento en el poderío goleador de Lukaku. En total anotaron 43 goles durante la Eliminatoria.

Además, tienen una excelente solidez defensiva. Solo seis goles recibió en su fase clasificatoria, lo que demuestra que su zona defensiva, encabezada por el portero, Thibaut Courtois (Chelsea), es uno de sus principales atributos a la hora de enfrentar la Copa del Mundo.

Los ingleses llegan a Rusia tras un recambio generacional llamativo. La sombra de su estrepitosa caída ante Islandia en la Euro 2016 pesa sobre esta selección que todavía, y pese a los movimientos de Gareth Southgate, su seleccionador, no luce como candidata a nada en esta Copa.

Llegan a Rusia con un equipo joven que sabe jugar con la pelota y que tiene jugadores muy rapidos y habilidosos. La Inglaterra de Southgate es una Inglaterra de ir más por las bandas y combinarse en paredes que la del trazo largo y táctica fija que aquella que recordamos de Capello.

Además, según los medios ingleses, se vive buen ambiente dentro de la Selección, lo que es algo raro, ya que no hay escándalos a comparación de otros mundiales.

Jugadores como Harry Kane (Totthenham Hotspur) y Raheem Sterling (Manchester City) son una dupla mortal en el ataque, pero ahí también está Danny Welbeck (Arsenal) que en Selección suele responder, así como el joven talento Delle Alli (Totthenham Hotspur).

Entre las desventajas que carga este equipo destaca el fantasma de que siempre alguna tragedia suele pasarle a Inglaterra en Copas del Mundo. Esto añade presión al grupo conforme avance el torneo.

Además, desde el aspecto futbolístico, la defensa central provoca dudas, ya que ni Phil Jones (Manchester United), John Stones (Manchester City) o Gary Cahill (Chelsea) son garantía top a nivel mundial.

Los de Panamá saben que llegar a Rusia es tremendo logro.

En ese sentido, Hernán Darío Gómez, su DT ha declarado que irán “al Mundial a aprender y a competir. Es una experiencia para disfrutar”.

La sapiencia del seleccionador colombiano ha resultado fundamental para que un conjunto maduro, que había conseguido buenos resultados en niveles inferiores, le haya dado al país su primera clasificación a una Copa del Mundo.

Ese logro se debe en gran parte al coloso defensivo Román Torres (Seattle Sounders) y al centrocampista Gabriel Gómez (Atlético Bucaramanga), el cerebro del equipo.

Es un equipo construido sobre la solidez defensiva, la disciplina y el contragolpe. La creatividad de Alberto Quintero (Club Universitario de Deportes) es la principal baza para crear oportunidades para Gabriel Torres (Huachipato) y Blas Pérez (Club Social y Deportivo Municipal), la pareja de delanteros más utilizada.

Fidel Escobar, de 22 años, Michael Murillo, de 21, (ambos del New York Red Bulls) e Ismael Díaz (Deportivo de La Coruña), de 20, añaden fuerza juvenil.

Después de 12 años de ausencia, Túnez vuelve a estar en la Copa del Mundo aunque su camino para llegar a Rusia no ha sido del todo sencillo. Tras ganar la Copa Africana de Naciones en 2017, despidieron al entrenador Henrik Kasperczak.

Nabil Maaloul, que era el asistente del técnico cuando Túnez ganó la Copa Africana en 2004, fue nombrado como el nuevo entrenador en abril y fue él quien condujo al seleccionado nacional al Mundial de Rusia utilizando un sistema de juego 4-2-3-1.

Los laterales no solo tienen permiso para atacar, sino que se les anima para que lo hagan. En la banda izquierda, Ali Maaloul (Al Ahly), es un jugador importantísimo porque es quien arrastra al equipo al ataque. Hamdi Nagguez (Zamalek Sporting Club) es titular en el lado derecho de la cancha mientras que Yassine Meriah (CS Sfaxien) y Syam Ben Youssef (Kasımpaşa SK) son los defensas centrales, una posición importante para este equipo.

El mediocampo está dominado por dos futbolistas que trabajan mucho en recuperar el balón, Ferjani Sassi (Al-Nassr FC) y Mohamed Amine Ben Amor (Al-Ahli Saudi FC), a los que se le suman el trío de MKN: Youssef Msakni (Lekhwiya SC), Wahbi Khazri (Stade Rennais FC) y Naïm Sliti (Dijon FCO), que le dan más estilo al juego. Msakni, a pesar de que juega en la liga de Qatar, es muy talentoso y suele ponerse el equipo al hombro. Khazri y Sliti, ambos nacidos en Francia, le ofrecen al equipo más habilidad, mientras que Taha Yassine Khenissi (ES Tunis) es quien puede ser titular en el ataque, aunque vale destacar que en la delantera es donde tiene más dudas el entrenador.

El entrenador Maaloul a veces cambia el sistema a un 4-3-2-1, sobre todo cuando enfrenta a equipos que atacan y entonces incorpora al mediocampista defensivo Ghailane Chaalali (Espérance Sportive) en lugar de Khazri o Sliti.

Por el momento, el portero será Aymen Mathlouthi (Étoile du Sahel), aunque el técnico está en contacto con el exarquero Mouez Hassen (Niza), para ver si lo lleva a Rusia.

Maaloul también está intentando convencer a Rani Khedira (F.C. Augsburg), el hermano del futbolista de la Juventus Sami, para que juegue con Túnez en lugar de hacerlo con Alemania.

Acerca de Gabriel Torres Rodríguez

Periodista. Especialista en Marketing Digital y editor web de la Editora Girón

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top