Sábado , 23 junio 2018
Es Noticia

Yo tengo una viejecita linda…

Cute flat style old lady, woman, grandmother in red dress with stick. Grandmother, old lady character icon, backgroundYo tengo una viejecita linda: te la presento. Ella es mi abuela, especial, si como todas las abuelas. Adivina, maga, tejedora de sueños, resguardo de todas mis alegrías. Fue ella quien me puso este apodo tan excepcional que porto con orgullo: Lola, sí como la muchacha de la novela de la radio, argumentó entonces.

Sus ojos azules cielo irradian alegría y las tristezas de la vida no han conseguido sacarle de adentro la energía de los años mozos. Quien la ve se contagia de ese espíritu que aún le da para a pesar de sus más de 60 años ser incansable.

Siempre quiso que sus nietos le dijeran mami, mira que casi los crié y ninguna me dice mima. Pero eso no la aflige pues sabe que todos están orgullosos de esa abuela que en el período especial les hizo puré de plátano verde y ante la ausencia de corral los cuidó dentro de una lavadora rusa.

Su mente falla muy poco pero a veces sale del baño y se da cuenta que olvidó ponerse el blúmer y se dice a sí misma en voz alta Martica te está fallando la chicha ponte pá esto, lo cual suscita siempre carcajadas seguido de algún comentario jocoso por parte de sus hijos.

Esta abuelita mía no es fácil una semana para Colón, otra de Cidra, Sabanilla, a Unión de Reyes, donde la necesiten ahí está cuidando a sus hermanas o enseñando a tejer a las nietas, sí todas tiene que aprender porque cuando yo muera quiero que me entierren tapada con una manta hecha al juntar un pedazo de tejido de cada una de ustedes y ahí se me salta una lágrima que escondo por pensar que un día me falte.

Cuando yo me ponga vieja no me den refresco de gas que no me gusta, abuela y Martina?, sí Martina sí con leche condensada que esa es la vida mía. Pero nos vasa salir cara mima. Oye mi chequera para colonia y Martina con leche condensada, no me la vayan a coger para más nada.

Y ahí está ella con su sonrisa, sus achaques, contando chistes dando consejos enamorada de la vida. Ganándole la batalla a los años y asegurando: el día que la muerte venga a buscarme vendrá buscando una vieja blanca en cana y yo que me le escapé al diablo ya habré cogido alguno de esos tintes verdes que se da mi nieta española en la cabeza y me lo pintaré y esa habrá dado el viaje por gusto.

Acerca de Liannys Díaz Fundora

mm

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top