Martes , 15 octubre 2019
Es Noticia

Belleza diminuta: Ciénaga de Zapata

 

La belleza reina en la Ciénaga de Zapata, incluso en los lugares más insospechados como las oquedades en la roca afilada que en Cuba se conoce como “diente de perro”, a orillas del mar.

 

Peces, caracoles, cangrejos y otras criaturas diminutas del entorno costero viven al ritmo impuesto por las mareas en un micromundo ajeno a la fama del mayor y mejor conservado humedal del Caribe insular.

 

Cuando la vista se posa en las pequeñas charcas formadas por el agua en el “diente de perro” se revelan detalles de pequeños seres que se pliegan a la voluntad del agua pues de ella dependen.

 

A pesar de la aparente calma, la actividad es frenética en las charcas formadas por la marea, donde los animales encuentran alimento y refugio.

 

Pequeños caracoles de tonos apagados predominan en el litoral de la Ciénaga de Zapata, firmemente adheridos a la roca.

 

Desde la costa se aprecia la belleza del mar Caribe, con aguas verdeazuladas calentadas por el sol.

 

Para algunas de las criaturas valerse del camuflaje parece ser la mejor apuesta por su sobrevivencia.

 

Expuestos al aire o sumergidos, los caracoles se arraciman creando el curioso efecto de una multitud.

Comparte:

Acerca de Roberto Jesús Hernández Hernández

mm

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top