Jueves , 9 julio 2020
Es Noticia

Cuando todo pase…

Comparte:

Cuando pase este tiempo de aislamientos y contagios entenderemos de una vez cuán frágil es la existencia humana, cuán necesaria una sonrisa oportuna que deshaga sinsabores, y que nunca vale la pena demorarla.

Detenernos unos minutos a disfrutar los pequeños detalles sin mirar el reloj nos regalará el tiempo necesario para agradecer a la vida poder admirar cada instante que la naturaleza nos regala.

Pensar en el tiempo que perdemos en cosas sin importancia nos hará valorar cada instante.

Cuando todo pase nos sentiremos realmente libres aunque recorramos el mismo trayecto diario. Los edificios nos mostrarán detalles novedosos donde solo veíamos la fachada monótona de siempre.

Un parque volverá a ser ese lugar que tanto nos atraía de pequeños, y querremos ser por un momento aquel niño sonriente que se deja caer por la canal.

El banco vacío donde hasta ayer se sentaban los abuelos nos hará apreciar el valor de las canas y le daremos la debida importancia a los años vividos. Las arrugas nos parecerán un hermoso atributo que dignifica a nuestros mayores.

Como nunca antes sentiremos el cálido estrechón de manos, el abrazo del amigo, el beso de la amada.

Planificaremos menos, acometeremos más, y crecerá el resquemor por los proyectos a largo plazo. Descreeremos un tanto del futuro y el presente será disfrutado en su justa medida.

Los sentimientos nobles, esos que motivan siempre a las almas buenas, como la de los miles que integran nuestro personal de salud que tanta admiración merecen, nos henchirán el alma de orgullo.

Ya llegará el día en que mostraremos nuestro rostro pleno, y hasta puede suceder que se nos escape una sonrisa a un desconocido, que no lo será tanto, porque los tiempos difíciles unen.

Cuando todo pase, el mundo será otro, Cuba tampoco será la misma. Como siempre, abundarán los desmemoriados y los de mala fe, mas sé, que muchos serán los agradecidos ante la entereza de este pueblo y sus líderes, como grande será el orgullo de sabernos cubanos.

Acerca de Arnaldo Mirabal Hernández

mm
Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top