Viernes , 23 febrero 2018
Es Noticia

Bad Bunny: ¿Conejo malo?

920x920

Por Karen León González, estudiante de Periodismo

El cantante puertorriqueño Benito Antonio Martínez Ocasio, o como se hace llamar en el ámbito de la música urbana “Bad Bunny”, es el iniciador de lo que se ha convertido en el género musical más viral –y controvertido- de los últimos tiempos: el trap.

En una era en la que pensábamos haberlo escuchado todo en materia de música ofensiva y letras vacías, aparece este estilo. El trap, más allá de su carácter comercial, ha impuesto patrones de vida a quienes lo consumen. Aunque, si analizamos su contenido, veremos que esas “letras vacías” en realidad tienen una enorme carga semántica.

Canciones que lejos de entretener o enamorar buscan influir en las mentes de los jóvenes, los cuales pueden ser los más vulnerables. Motivadas por temas como el consumo de drogas, el sexo y la violencia –asuntos delicados e importantes para la estabilidad social-, pueden ocasionar un efecto muy negativo.

Bad Bunny como exponente mayor de ese nuevo ritmo se inicia en el mundo de la música a los 22 años. Comenzó componiendo sus propias pistas de audio en FL STUDIO, además de la crear los temas y el diseño de las imágenes, las que luego publicaba en distintas plataformas digitales y así poco a poco fue reuniendo audiencia.

Diles es uno de sus primeros temas reconocidos en el mercado. Éxito que le valió para firmar un contrato discográfico con HEAR THIS MUSIC, compañía de Dj Luian y Mambo Kings.

Bajo este sello lanza el Remix de dicha canción en colaboración con Ñengo Flow, Arcángel, Ozuna y Farruko. Pista de audio con aproximadamente 6 minutos de duración, especulando acerca de sus supuestas ¨aptitudes¨ en materia de sexo, en donde describía de forma muy explícita las causas por las que es considerado el ¨favorito¨ de su chica.

En 2016, logra entrar en la lista latina de éxitos Billboard con el tema Tú no vives así, junto a Arcángel, consiguiendo más de 624 000 000 visitas en You tube hasta este miércoles.

Polémica la situación, pues la canción es una especie de reto a ¿otros cantantes de música urbana? A quién va destinada, no puedo asegurar, lo que está más que claro es la desbordante arrogancia en sus palabras, el tono amenazante y el carácter ofensivo que asume contra sus supuestos ¨enemigos¨.

El 1ro de Julio sale al mundo el sencillo Tú no metes cabra, expresión caribeña que quiere decir no dar miedo. En el video clip aparece rodeado de bebidas alcohólicas de alto estándar y siempre escoltado por muchas mujeres, en un ambiente de abundancia y derroche. Acá podemos sumarle la comparación que establece entre él y el multimillonario presidente Donald Trump, la cual deja mucho que desear acerca de los valores morales del joven ¨trapero¨.

El 3 de agosto junto a Farruko y Russian estrena lo que sería el mayor éxito de su carrera hasta el momento: Krippy Kush.

Y yo me pregunto, ¿cómo se explica el éxito de una canción donde el título y la mayor parte de esta se base en repetir una y otra vez el nombre de drogas? ¿Qué pasó con la censura atinada? ¿Dónde están los críticos que reprimieron a Maluma por decir que tenía cuatro mujeres?…

Si tuvieran dudas del contenido de la canción, el video se encarga de reafirmarte que estás en lo cierto y que su nuevo estilo de vida se basa en permanecer drogado y rodeado de mujeres todo el tiempo, ajeno a la realidad. Tentador, ¿verdad?

Quizás para personas como este joven, que tengan fama y dinero y vivan de decir cosas así, sea una buena opción; pero no para los jóvenes que ignoran la inteligencia del cantante al venderles el mundo que quieren ver, el que muchas veces no se relaciona con su propia realidad y aun así lo exporta sin importar las consecuencias, y fracasan entonces quienes quieren imitarlo.

Frases intimidantes hacen coro en las voces más lozanas. Palabras que impulsan a la barbarie, tales como “A mí no me gusta matar; pero conozco panas que han matado un par…” o “Tírense todos a la vez que el que me toque lo crucifican al revés…”, son solo algunos fragmentos de su amplio repertorio.

Aun cuando existan personas que trabajan arduamente para frenar este fenómeno del trap en que se ha convertido Bad Bunny, su carrera parece imparable. Canciones irreverentes y transgresoras han conquistado ya medio mundo, replanteándonos la interrogante inicial: ¿Será tan malo quien se hace llamar conejito?

La respuesta depende en gran medida de la manera de percibir el mundo de cada cual. Así que no te sientas mal si en algún momento has bailado o hecho coro a uno de sus temas en alguna fiesta, no quiere decir esto que tus intereses hayan cambiado ni que te hayas convertido en un animalito con ropa muy extraña que solo dice estupideces.

Acerca de TVYumuri

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top