Martes , 23 abril 2019
Es Noticia

¿Androide VS Cupido?

En esta era de las tecnologías se impone el uso de las redes sociales para comunicarse y hasta para enamorarse. Así como lo oyen.

Muchos convierten los emails, chats, sms, mgessenger y foros en las mejores variantes para encontrar pareja.  

Millones de personas cada día se comunican, enamoran, coquetean y hasta establecen cierta intimidad teniendo como intermediaria una celestina un poco atípica: la tecnología

Si bien es cierto las conexiones virtuales surgieron como una manera de contacto con personas y grupos; hoy amplifican su radio de acción y dejan al descubierto deseos, maneras de ser, fantasías, anhelos y conquistas.

Las redes sociales más populares como Facebook, Instagram y Youtube acaparan el máximo de atención de muchachas y muchachos.

Y ahí precisamente es donde más interacciones se producen en materia amorosa. ¿Por qué? Al parecer el anonimato que supone este medio y la capacidad para revelar pensamientos y sentimientos ocultos, propician la intimidad y lo convierten en un método muy seductor si buscar nuevos amores se trata. ¿Pero tú qué crees?

Si nos decidimos por una relación virtual corremos el riesgo de ser engañados en todo: sexo, físico, edad, gustos e intereses.

Esto pasa porque la escritura permite ciertas licencias de tiempo y espacio tales como ser otras personas o vivir vidas prestadas, aunque solo sea de forma pasajera.

En ese medio la timidez y el miedo al ridículo quedan atrás. Una pantalla se interpone entre dos y por tanto las máscaras virtuales ganan protagonismo cuando se trata de nuevas conquistas, seducción y galanterías.

¿Y mientras tanto que pasa con Cupido, ese angelito que tradicionalmente lanza flechas de amor entre dos? Y es que más allá del chat, los mensajes y el mundo electrónico, los sentimientos necesitan otros espacios más reales.

No podemos dejar morir los encuentros vivos, esos que nos hacen sentir maripositas en el estómago y nos ponen de frente al amor. Suspirar con un halago, recibir flores o simplemente robar un beso le ponen una pizca de pasión a las relaciones más tradicionales.

Desde la ciencia también se confirma la importancia del intercambio social y personal en la vida del ser humano.

Por ejemplo, abrazarse o tomarse de la mano durante al menos diez minutos puede reducir los efectos del estrés. Otros estudios revelan que las parejas que se despiden con un beso en las mañanas aumentan en cinco años su esperanza de vida, se ausentan poco del trabajo y tienen menos riesgo de sufrir accidentes laborales y de tránsito.

También acerca del beso, expertos revelan que ese gesto pone en funcionamiento 30 músculos faciales y estimula la producción de oxitocina, una hormona relacionada con el enamoramiento, el afecto, la ternura y el deseo de contacto físico.

Ciertamente la tecnología, en esta era de androides, trae aparejados muchos cambios y el amor no queda fuera.

En la actualidad, una de cada veinte relaciones comienza de manera virtual. Se estima que en solo cinco años lo hará una de cada diez, y en una década ya existirá una de cada cinco parejas que se habrá conocido frente a la pantalla de sus ordenadores o móviles.

Sólo habrá que valorar si en realidad estas relaciones virtuales llevan a algún lugar en materia de amor, si pueden perdurar en el tiempo o se trata de algo pasajero.

Con Facebook, Instagram, Imo y otras tantas redes sociales y aplicaciones resulta muy cómodo contactar con las personas apenas dando un clic, sobre todo si se trata de alguien cercano sentimentalmente.

Pero tampoco nos podemos resistir a un abrazo, el roce de una mano o una caricia. Nada que pueda igualar miles de emojis.

Así que el desafío está justamente en poner las tecnologías como una herramienta muy útil para la comunicación. Pero ojo, la vida real no cabe en un perfil. El amor y los sentimientos necesitan interacción física para ser duraderos.

Comparte:

Acerca de Eliane Táboas Merino

mm
Periodista. Graduada en la Universidad de La Habana. Corresponsal en Matanzas del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top