Lunes , 22 octubre 2018
Es Noticia

Antonio Guiteras o el sueño cubano de lo posible

Bustos de Guiteras y Aponte que recuerdan el punto aproximado de su caída, en la periferia de la ciudad de Matanzas

Bustos de Guiteras y Aponte que recuerdan el punto aproximado de su caída, en la periferia de la ciudad de Matanzas

Su llegada indica a los compañeros que esperaban en el lugar que pronto se producirá el escape hacia México, única salida posible para este grupo de 11 hombres y dos mujeres –Conchita Valdivieso y Xiomara O´Halloran– enfrascados, como muchos otros, en la organización Joven Cuba y en el intento posible de levantar en armas al país. Antonio Guiteras Holmes, el recién llegado, no creía posible otra solución para Cuba.

Su amigo de la infancia, Carmelo González Arias, miembro del Ejército, quien había preparado todo el itinerario, le aseguró que no existiría problema alguno para su evasión. Por su parte, Antonio Santana, capitán de la Marina de Guerra y miembro de la Joven Cuba, convocado por Guiteras desde Santiago, facilitó algunos suministros y armas, necesarias en caso de algún imprevisto. Mientras todo esto se cocinaba en La Atenas de Cuba, desde La Habana el yate Amalia soltaba sus amarras del río Almendares y se disponía a la travesía que nunca realizó.

Amanecía el 8 de mayo en Matanzas cuando, desde la segunda planta del desvencijado edificio, una de las mujeres del grupo divisa que por la vía se acercan camiones del ejército llenos de soldados. Carmelo, había faltado a su palabra y a su amigo.

Inmediatamente Guiteras ordena dispersarse, en un desesperado intento de ofrecer resistencia. Él, junto al coronel venezolano Carlos Aponte y dos compañeros más, recorren entre la maleza, la orilla del río Canímar, tratando de vadearlo, cuando observan que fuerzas del Regimiento de Cárdenas, esperaban del lado opuesto. En desigual combate, Guiteras recibe un disparo al corazón y Aponte otro en la cabeza.

El bote Oneida, propiedad de unos pescadores atrapados en el fuego cruzado, fue utilizado para trasladar los cadáveres hasta El Morillo, donde fueron identificados por los prisioneros. Posteriormente, en la autopsia realizada en la morgue del cementerio de la ciudad, se decretaba la muerte, sin más detalles, como hemorragia interna. Las exequias se realizarían ese mismo día en el panteón familiar del camposanto de Matanzas, después del justo reclamo al mismísimo Batista por parte de su madre.

Batería de costa El Morrillo, en la costa de la bahía de Matanzas

Batería de costa El Morrillo, en la costa de la bahía de Matanzas

¿Por qué se escogió el destruido Morillo? Los clandestinos seleccionaron la construcción por estar abandonada y desmantelada y porque el lugar era frecuentemente visitado por familias –para realizar picnic– y pescadores, de esta forma nadie sospecharía de un grupo de hombres y mujeres que pernoctaran esa noche. Además, existió otra razón de peso, Carmelo González, aseguró que el regimiento de Peñas Altas no intervendría en caso alguno.

¿Por qué Guiteras representa lo mejor de la juventud cubana de la época y es hoy paradigma para las nuevas generaciones? Comentan sus amigos que Tony era un “tipo guapo”, extremadamente decidido e inteligente, que siempre supo lo que quería. Fue uno de los primeros cubanos en afirmar que cualquier cambio en la Isla tendría que producirse por una revolución de marcado carácter antiimperialista, que desterrara los fantasmas y diera paso al Socialismo.

Su programa de Joven Cuba sirvió de antecedente para la lucha guerrillera de Fidel en la Sierra Maestra y dar cumplimiento, como él quería, al sueño cubano de la posible independencia.

Acerca de Gabriel Torres Rodríguez

Periodista. Especialista en Marketing Digital y editor web de la Editora Girón

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top