Lunes , 22 octubre 2018
Es Noticia

Celularmanía

jovenes-telefonos-celulares-conectarse-habana_cymima20170418_0010_13

Desde hace algún tiempo y debido al boom de las nuevas tecnologías, muchos tenemos una especie de relación íntima con nuestros celulares. Dormimos y comemos con ellos, los llevamos en nuestros bolsillos y nos conectamos con amigos y familiares para hacerlos partícipes de nuestra vida aún lejos.

Aunque muchos lo ven como ventaja, si no sabemos lidiar con ellos pueden convertirse en un problema incluso para nuestras relaciones de pareja.

Según datos recientes, las personas revisan su celular un promedio de 47 veces al día. Claro, si tienes entre 18 y 24 años el número asciende a 82 veces.

Nos ponen al tanto del tiempo, de la hora y de cuantos pasos hemos dado. También nos entretienen con música y nos conectan con amigos y familiares desperdigados por el mundo. En resumen, son algo como un remedio para calmar la soledad y la ansiedad.

Pero hay que tener mucho cuidado con ese ¨amor¨ por los celulares. Y es que puede convertirse en algo tan obsesivo que es posible que interfiera o compita con nuestra relación de pareja. Sí como lo oyes. Esa intimidad tradicional y cara a cara con tu pareja se puede verse comprometida con este nuevo actor: el celular.

08418C98-AF50-40B8-9AA9-F50FE3A97A10_cx0_cy17_cw0_w1080_h608

Cuando tu pareja revisa constantemente el celular, envía un mensaje muy claro de que no le interesas tanto como pensabas. Por eso, muchas veces estas supuestas ventajas tecnológicas se vuelven en contra nuestra si perdemos el control. ¿Qué logramos? Alejar a nuestras parejas e interrumpir esa suerte de conexión natural que se da tan bien entre los seres humanos.

Esto no es cosa de muchachas o muchachos. Es fenómeno generalizado que tampoco entiende de edades. Sólo que en el caso de los adolescentes y jóvenes se duplica.

La mayoría de las mujeres piensa que afectan negativamente sus relaciones. Ellos pasan más tiempo revisando las notificaciones o enviando mensajes y se pierde el interés por conversar. Se sienten menos felices con su relación y su vida en sentido general.

Los hombres no se quedan detrás. También sienten que sus parejas los ignoran por usar el celular. Todo esto a la larga genera conflictos en las relaciones.

Si te estás sintiendo mal por la interferencia del celular en tu relación, lo más lógico es hablar con tu pareja y tratar de encontrar una solución.  Pero siempre ten espíritu positivo. Enfatiza los beneficios de estar más conectados físicamente y las desventajas de la dependencia al celular.  Eso solo se logra siendo conscientes del problema y poniéndose de acuerdo los dos.

En los finales te damos algunas sugerencias que te ayudarán a dejar de usar tu celular el tiempo suficiente para conectarte con tu pareja o ser querido.

Practica los buenos modales con el celular. Si tienes que revisarlo, avisa que lo estás haciendo. A la hora de comer, ya sea en casa o en un restaurante, no lo pongas sobre la mesa. También debes tener en cuenta la frecuencia con la que tomas el teléfono cuando tu pareja está presente.

Las parejas necesitan estar unidas para decidir juntos cuáles son las nuevas reglas en materia. No pierdas tiempo  habla, eso puede marcar la diferencia entre el celular y tú.

Acerca de Eliane Táboas Merino

mm
Periodista. Graduada en la Universidad de La Habana. Corresponsal en Matanzas del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top