Martes , 13 noviembre 2018
Es Noticia

En el Día Mundial de la Alimentación: Nuestras acciones son nuestro futuro (+ Infografía y Video)

FAO-AGRICULTURA-FAMILIAR

El hambre es, sin dudas, uno de los grandes problemas globales, y uno de los retos mayúsculos de la Agenda 2030. De acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés), alrededor de 795 millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa —eso es casi uno de cada nueve personas en la tierra—, y la gran mayoría de ellas viven en países en desarrollo, donde el 12.9% de la población presenta desnutrición.

En uno de sus informes, el WFP, destaca que la nutrición deficiente es la causa de casi la mitad de las muertes en niños menores de cinco y uno de cada seis niños —aproximadamente 100 millones— en los países en desarrollo presentan peso inferior al normal y uno de cada cuatro de los niños en el mundo padece de retraso en el crecimiento. En los países en desarrollo la proporción puede elevarse a uno de cada tres.

No es difícil de entender entonces la necesidad de que se generen los cambios que se precisan en la construcción de un mundo libre del hambre y de todas las formas de malnutrición. Es decir, un mundo que reconozca y privilegie, con políticas públicas para todos y todas, el derecho a la alimentación, la seguridad alimentaria y la nutrición.

Por tal motivo, cada 16 de octubre, desde 1979, y por acuerdo de la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) se celebra este Día, que persigue, entre otros derroteros, estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental a ese fin.

Asimismo, se propone estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo; promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida; aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo; promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo y fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza.

De acuerdo con José Graziano da Silva, director general de la FAO, el hambre hoy «se circunscribe principalmente a áreas específicas, sobre todo aquellas azotadas por conflictos, sequías y extrema pobreza; pero la obesidad está en todas partes y sigue creciendo en todo el mundo. De hecho, estamos asistiendo a su globalización. Si no tomamos medidas urgentes para parar el aumento de la obesidad, pronto podría haber más gente obesa que malnutrida en el mundo. Es un factor de riesgo para muchas enfermedades no transmisibles, como las afecciones del corazón, los infartos, la diabetes y ciertos tipos de cáncer. Este año, el día Mundial de la Alimentación pretende recordar a la comunidad internacional su compromiso político de erradicar todas las formas de malnutrición. Alcanzar el hambre cero en el mundo para 2030 aún es posible».

En un reciente artículo, reseñado por diversos medios de prensa, el también agrónomo y académico brasileño destaca que los sistemas alimentarios actuales han aumentado la disponibilidad y el acceso a alimentos procesados muy calóricos, energéticamente densos, altos en grasas, azúcar y sal.

De acuerdo a sus apreciaciones, estos sistemas «deben ser transformados de modo que todo el mundo pueda consumir alimentos sanos y nutritivos. Tenemos que abordar la obesidad como un asunto público, no como un problema individual. Esto requiere adoptar un enfoque multisectorial que involucre no sólo a los gobiernos, sino también a los organismos internacionales, la sociedad civil, el sector privado y los ciudadanos en general».

También destaca que se deben crear normas —como el etiquetado y la prohibición de algunos ingredientes dañinos— e introducir la nutrición en los programas escolares, adoptar métodos para reducir las pérdidas y los desperdicios de alimentos, y establecer acuerdos comerciales que no impidan el acceso a comida fresca, nutritiva y cultivada localmente por agricultores familiares.

En ese sentido, Cuba llega a esta jornada con muchos motivos para celebrar. Según Marcelo Resende, Representante de la FAO en la mayor de las Antillas, «aquí el hambre no es un problema y sí una ocupación permanente en la agenda gubernamental y parlamentaria; el país fortalece su seguridad alimentaria y avanza en el camino hacia la soberanía en este ítem».

El funcionario reconoció en un artículo publicado estos días, con motivo de la celebración, que el Plan de Autoabastecimiento Municipal implementado en el país «es un buen ejemplo y una realidad innovadora en América Latina y el Caribe, toda vez que promueve arreglos locales de seguridad alimentaria y nutricional en la medida en que la producción agrícola vincula una meta de 30 libras por persona al mes a un balance de la necesidad de una dieta sana. Asimismo, incentiva un mayor respaldo productivo para garantizarle al pueblo el acceso a esa dieta de calidad. Por otra parte, el Proyecto de Nueva Constitución ratifica a la alimentación como una prioridad política y un derecho universal de cubanas y cubanos».

Resende también hizo referencia al Plan de Estado para el enfrentamiento al Cambio Climático, conocido como Tarea Vida, destacando la vigilancia y la resiliencia para mitigar los efectos derivados de la variabilidad y las condiciones extremas del clima. «La preparación y respuesta ante el huracán Michael demuestra, una vez más, la importancia que Cuba le concede a este tema», aseguró en el texto.

En otra parte del comunicado, ensalsó el empoderamiento de las mujeres alcanzado, «como expresión tangible del respeto a sus derechos. Razón por la cual, con la celebración este 15 de octubre del Día Internacional de la Mujer Rural, Cuba suma aún más motivaciones para sentirse orgullosa de sus logros. Aquí se hace realidad una máxima defendida con particular fuerza por nuestra agencia en América Latina y el Caribe: “Mujeres Rurales, mujeres con derechos”».

Acerca de Gabriel Torres Rodríguez

Periodista. Especialista en Marketing Digital y editor web de la Editora Girón

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top