Domingo , 21 octubre 2018
Es Noticia

El orgullo de ser cubano

011_viva-cuba

Los cubanos somos gente alegre y emprendedora por naturaleza, más allá de las malas rachas y los contratiempos. Se notan a la legua entre un grupo, hablan alto, les encanta la música y el baile. Pero también tiene la solidaridad a flor de piel y sobre todo la capacidad de vivir en una isla, dónde el mar trasmite energía y buena vibra.

Esta Isla es mágica. Por eso, la familiaridad siempre está presente a pesar de la distancia física. Y es que haber nacido en la misma tierra nos une de una manera impresionante como una especie de gran familia. Díganme si no se disfruta eso de estar reunidos en un gran grupo, hablando o riendo con las mismas historias de siempre que no por viejas nos aburren.

Ser cubano es una fiesta. Sí, no se asombre. Muchas veces nos saltamos el protocolo establecido para disfrutar de lo lindo y hacer que el otro se sienta en familia.

En cuestiones de romper el hielo somos expertos. También en esa especie de filosofía de vida que tenemos de tirar a bonche hasta las más terribles experiencias. Nuestras propias historias sirven de ejemplo y nos reímos de lo lindo. Esto tiene que ver con el tipo de personas que somos: jaraneras, francas y hospitalarias.

si-no-fuera-cubano-tomado-de-yo-extrac3b1o-a-cuba-y-tu

Y no piense nadie que el cubano no toma las cosas en serio. Hemos sido protagonistas de verdaderas hazañas en el plano político, económico, científico, deportivo o cultural. No tenemos límites. Por muy difíciles que sean las condiciones vamos con nuestra carga humana a repartir solidaridad a cualquier lugar. Y de esa manera aportamos nuestra semillita para hacer del mundo un lugar más justo y equitativo. Porque creemos en el mejoramiento humano.

Las cosas quizás más sencillas son las que nos identifican. El olor a tierra mojada, el aroma de las frutas, los paisajes naturales, el calor humano, la sencillez de la gente. Además no creemos en eso de las diferencias raciales. Todos conviven de igual manera porque aquí el que no tiene de congo tiene de carabalí. Y es que somos un pueblo mestizo, forjado al calor de lo indio, africano, español y chino.  Un verdadero ajiaco, despojado de aires de superioridad donde prima el hecho de ser cubano.

orgullo_cubano-19809

La música también nos une y nos llena de orgullo. Nada como un buen tema de Van Van para bailar o las canciones de Silvio si queremos reflexionar. Tampoco podemos desprendernos de los boleros, el danzón o una alegre conga santiaguera.

¿Y qué me dicen de la cocina? Se me hace agua la boca de solo pensar en un lechón asado, yuca con mojo, un traguito de ron, postre casero y el aroma de café bien fuerte. Si hablamos de los dichos, ahí sí que nadie nos gana. No hay quien nos pase gato por liebre o nos coja de bobos. No provocamos un enredo sino tremendo arroz con mango.

Yo creo que ser cubano rebasa una nacionalidad, un deber o un derecho. Más bien diría que es un orgullo. Por nuestras venas corre sangre y pasión mambisa, esa que nos hace auténticos, perseverantes y fieles a nuestro legado. Es una condición que va más allá de las fronteras geográficas, y es para toda la vida. Por eso con alegría y orgullo decimos que somos cubanos 100%.

Acerca de Eliane Táboas Merino

mm
Periodista. Graduada en la Universidad de La Habana. Corresponsal en Matanzas del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top