Domingo , 22 septiembre 2019
Es Noticia

En llamas el pulmón del mundo

Pulmón del mundo

Amazonía, el pulmón del mundo

La Amazonía, conocida como el pulmón del mundo, es una de las regiones naturales más sustanciales de la Tierra, ampliamente conocida por sus bosques y constituye el sistema fluvial más grande del mundo, con más de 100 000 km de ríos y corrientes de agua.

Allí donde las llamas devoran la región con mayor biodiversidad de la tierra, durante los últimos años la conectividad de los cursos de agua dulce resulta fundamental para la pesca y la seguridad alimentaria regional, ya que muchas especies importantes desde un punto de vista económico y ecológico, obedecen a las migraciones laterales o longitudinales en ciertos momentos de su ciclo de vida.

En llamas el pulmón del mundo

 

En llamas el pulmón del mundo

La cuenca del Amazonas se extiende por 6,9 millones de km2, conectando a nueve países de Sudamérica (Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y el territorio de la Guayana Francesa), donde debiera existir una estrategia mancomunada de estos países para la protección del pulmón del mundo ante los peligros.

Las conexiones hidrológicas ayudan a mantener más de 1 millón de km2 de ecosistemas de agua dulce, que albergan una gran riqueza de diversidad biológica y zonas pesqueras muy productivas, que suponen una fuente vital de proteínas e ingresos para la población autóctona.

El afluente Amazonas fluye a través de 6 992 kilómetros. En su desembocadura, descarga en torno a 6 700 km3 anuales de agua dulce en el Océano Atlántico, y aproximadamente el 20 % del caudal de los cursos superficiales de todo mundo.

 

Sin embargo, debido a diversos factores como la deforestación, la degradación forestal, la caza, el cambio climático, la pérdida del hábitat, el tráfico de animales, las malas prácticas del hombre, la contaminación del agua, los suelos y los INCENDIOS, existen varias especies de la región en PELIGRO DE EXTINCIÓN.

Sumado a esto, se encuentra que más del 37 % de los territorios indígenas están en riesgo por la sobre explotación de minerales e hidrocarburos teniendo más permanencia en territorios brasileños, sin contar con que la minería del oro es un fuerte conspirador a favor de la deforestación, el empleo excesivo del mercurio utilizado en su procesamiento contamina el agua, los peces, el aire y afecta las comunidades.

El aumento de las represas en la Amazonía amenaza el flujo natural de sus ríos, altera los ciclos naturales y pone en grave riesgo especies como los delfines y peces migratorios. El suministro de agua para las comunidades locales y el transporte de alimentos.

Los sitios seleccionados para las represas y los embalses a menudo se superponen con áreas protegidas y territorios indígenas, lo que genera enormes transformaciones para los ecosistemas y las comunidades. En este momento más de 20 proyectos de construcción de carreteras gigantes ejercen presión sobre la Amazonía y sus ecosistemas, lo que puede generar un rápido aumento de la pérdida de bosques y su biodiversidad.

La actividad que ha concebido mayores pérdidas de hábitat natural en las últimas décadas es la práctica desmedida en la agricultura, desencadenando graves transformaciones en el uso de sus suelos. Si no se adelantan políticas y estrategias para reducir la deforestación en el bioma amazónico, para el 2030 la Amazonía puede perder el 27%, (alrededor de 85,4 millones de hectáreas de bosques).

Desde el año 2000 hasta 2013 perdió el 4,7 % de sus bosques, pasando de tener 575 a 548 millones de hectáreas. Los constantes cambios en la legislación de los países amazónicos, generados con el fin de permitir nuevas y mayores actividades productivas en áreas protegidas, forma una de las principales amenazas en la reducción del área de estos espacios, o en el peor de los casos, la eliminación de su estado de protección, son un enemigo silencioso que cada vez genera mayores impactos.

Actualmente la cobertura de las áreas protegidas del bioclimático amazónico es superior al 50 %. Sin embargo, muchas de estas áreas están en riesgo debido a la debilidad legislativa para su conservación.

Los gobiernos tienen gran responsabilidad en disponer o legislar leyes a favor de un futuro en el que los humanos vivan en armonía con la naturaleza, y proteger esa fuente de vida, riqueza y hogar ancestral de cientos de comunidades, la Amazonía es mucho más que el: “PULMÓN DEL PLANETA”.

Comparte:

Acerca de Niulys Rodríguez Esquijerosa

mm
mujer cubana consagrada al trabajo, amante de la revolución, fiel seguidora al legado de nuestro Comandante, y madre de dos hijos maravillosos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top