Sábado , 22 septiembre 2018
Es Noticia

En Miami el dinero manda, pero la gente crece…

pioneros bloqueo(67)_0En el sur de la Florida (EE.UU.), específicamente en la ciudad de Miami, se encuentra de todo “como en botica”, aunque los trogloditas de la primera oleada del “exilio político” cada vez son menos, por obra y gracia de Cronos, emperador de los tiempos todos, todavía respiran y hacen de la suya en virtud del dinero acumulado por familias entroncadas con el poder político-mafioso, que incluye a personas tan detestables como el senador Marco Rubio, los Díaz-Balart, la Ileanita Ross-L y otros de igual calaña. Pero la ola opuesta crece, sigue aumentando, también favorecida por el Dios Tiempo, alimentado de verdades inocultables a 90 millas, allí en la Isla que vio nacer a abuelos, padres e hijos, que engendraron y formaron a generaciones variopintas y que hoy, parte de ellas, son capaces  de salir a las calles del sur miamense y alrededores de la Universidad para desafiar a la sinrazón y gritar bajo el sol: ¡No al bloqueo anticubano!¡Respeto para las familias y sus necesidades de trámites migratorios! ¡Abajo la política anticubana del actual presidente Donald Trump!…, y todo esto no es obra de ciencia ficción, ni sacado de un “Show parlanchín” de Telemundo, sino la pura verdad, la vida misma…”, así me cuenta un viejo colega, radicado hace mucho tiempo en la ciudad de Miami, atenazado por las añoranzas, atrapado entre morriñas isleñas, sueños que se fueron a volar como papalote sin frenillo; en fin, una de las tantas personas en las que la educación recibida en las escuelas cubanas y las percepciones de la niñez no se han borrado, a pesar del tiempo, ese al que hace recurrente referencia…

Busco entre las noticias de la prensa en Internet editada en Miami y no encuentro algo que me permita corroborar lo referido por el amigo corresponsal. Pero no es difícil entender que los “perfiles editoriales” de tales órganos suelen ocultar hechos que no simpatizan con la voluntad política de sus favorecedores anunciantes y otros intereses creados.

Poco después encuentro la referencia buscada en la agencia Prensa Latina, que da cuenta de las acciones de  una  caravana de 25 automóviles en la ciudad estadounidense de Miami, Florida, la cual, afirma, se convirtió  en una manera de protestar contra la reciente decisión del Gobierno norteamericano sobre su embajada en Cuba y  expresaron su rechazo al bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba hace más de 55 años.

Nos enteramos que tal  iniciativa tuvo como protagonistas a organizaciones de la emigración de la isla que en esa sureña urbe integran la coalición Alianza Martiana, cuyo presidente, Damián Díaz, valoró el evento de muy bueno y oportuno.

En realidad no es un suceso inédito, pues sabemos de muchos otros de igual estilo que en los últimos años han ido incrementándose en  la turística Miami, donde la balanza anticubana sigue perdiendo peso e inclina su fiel hacia ángulos más positivos del acercamiento entre las familias ubicadas a 90 millas de distancia geográfica, pero cuya cercanía afectiva siempre ha estado signada por el calor humano.

En declaraciones a Prensa Latina, Díaz afirmó que no hubo provocaciones de grupos de derecha y anticubanos contra nuestros carros, “y sentimos el apoyo positivo de mucha gente durante el recorrido, hasta escuchamos gritos de ¡Viva Cuba! y ¡Viva la Revolución! en el trayecto por avenidas concurridas del Southwest, y lugares próximos a la Universidad de Miami”.

Tenemos que aprovechar siempre cualquier oportunidad para exigir el fin de ese cerco que tanto daño hace a todos los cubanos en cualquier lugar donde residen, recalcó Díaz.

La política anunciada e instrumentada el 2 de marzo por el  Departamento norteamericano cada vez más afecta a las familias cubanas, habida cuenta  se mantendrá de forma indefinida la reducción del personal en la embajada estadounidense  en La Habana, pese a los llamados de varios grupos a permitir el regreso de diplomáticos y funcionarios.

Desde el último lunes entró en vigor un nuevo plan de personal por el cual dicha sede continuará operando con los trabajadores mínimos necesarios para desempeñar tareas consulares y diplomáticas básicas.

La cantidad de personas en la legación será similar al nivel de emergencia mantenido después de la orden de partida del 29 de septiembre cuando Washington retiró a más de la mitad de sus funcionarios con el argumento de incidentes de salud reportados por ellos.

El citado despacho de PL afirma que en la convocatoria a la caravana del sábado último,  Andrés Gómez, coordinador nacional de la Brigada Antonio Maceo, integrante de la Alianza Martiana, apuntó que la determinación estadounidense obedece a un descabellado plan del presidente Donald Trump y sus aliados de la extrema derecha cubanoamericana.

Sostuvo Gómez que la administración Trump quiere impedir  la entrada de cubanos a Estados Unidos, y provocar la eventual ruptura de relaciones entre los dos países. También expulsaron, sin razón alguna, a 17 diplomáticos de la Embajada de la isla en Washington, lo cual dificulta los trámites consulares imprescindibles para nosotros poder viajar a visitar los familiares en Cuba.

No albergo dudas, Cronos seguirá haciendo de las suyas. En noviembre habrá elecciones parlamentarias en EE.UU, y dentro de menos de dos años la razón tendrá una nueva oportunidad electoral en el mundo de sinrazones, donde el dinero manda, pero la gente crece… (TVY)(12/03/18)

 

Acerca de Roberto Pérez Betancourt

mm

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top