Viernes , 17 agosto 2018
Es Noticia

El fantasma de la dependencia

no-sufrir-mas-por-amor

Muchos jóvenes con éxito en los estudios y el trabajo se muestran emocionalmente débiles al enfrentar situaciones inesperadas. La ruptura con nuestra pareja o un amigo despiertan, casi siempre, el fantasma de la dependencia. Ese que nos hace pensar que el mundo se nos viene abajo si estamos solos.

Tras la ruptura con sus parejas, muchas veces sobreviene una crisis emocional en los más jóvenes. Esto sería algo natural si no hicieran del suceso una tragedia al sentirse totalmente desvalidos y  sin rumbo. Y es que limitar nuestra vida  en torno a la pareja o a un amigo genera un estado de dependencia que lejos de ayudarnos nos puede hundir en una crisis.

De alguna manera, desde que nacemos nuestra familia nos prepara, tanto a las hembras como a los varones, para encontrar pareja en el futuro. Por eso, muchos se consideran fracasados si viven solos cuando crecen o si, por el contrario, los abandonan a mitad de una relación.

diferencias-amor-y-dependencia-emocional

La dependencia emocional tiene más de una cara. Por un lado están los obsesivos quienes siempre imaginan un posible abandono por su pareja. Al mismo tiempo te encuentras a quienes prefieren compartir una relación con alguien aunque no le guste porque “en el fondo, pudiera ser peor”. Incluso, los hay dependientes al alcohol, cigarro, café y ¡hasta al sexo!. En definitiva, encontramos una variedad de matices de dependientes que van desde el negro hasta el blanco.

Quienes entran en estas crisis, muchas veces tienen todo para ser felices pero deciden ahogarse en un vaso de agua. No coordinan, pierden la motivación por la escuela o el trabajo y están todo el tiempo pendientes del teléfono o de las redes sociales para saber que publicó el ex.   Claro, también están los que se levantan y siguen andando. Para esos, solo se trata de una pausa en el camino, una experiencia de la cual aprenden para no repetirla.

48b2caa4acdcf286e67d646faa59fcbf_L

El tema pudiera parecer poco relevante pero no es así. Muchos adolescentes se ven alguna vez en una situación como esta y no saben cómo superarla. La dependencia emocional puede llevarnos a comportamientos pasivos, de angustia, agresividad o desinterés por otros aspectos importantes y bellos de la vida. Por eso es importante la comunicación con nuestros padres. Ellos podrán ayudarnos a encontrar la mejor salida y superar nuestros miedos.

El precio de la dependencia suele ser muy alto. Por eso, te aconsejamos algo: no dejes que tus emociones te dominen ni permitas que tu mundo solo gire en torno a alguien o algo. La vida es mucho más rica y variada y si te lo propones puedes abrirte a ella.  No te desprecies nunca como persona. Existen cosas importantes en este mundo y entre ellas estás tú.

 

 

Acerca de Eliane Táboas Merino

mm
Periodista. Graduada en la Universidad de La Habana. Corresponsal en Matanzas del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top