Martes , 10 diciembre 2019
Es Noticia

Fidel Castro y los niños del poblado Mercedita

Comparte:

Por todos es alto conocido, aunque a algunos les cueste reconocerlo, la cantidad de atentados perpetrados contra Fidel Castro: más de 600 intentos de asesinato todos organizados y financiados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), con la anuencia del Departamento de Estado del país que se nombra a sí mismo el más democrático, pero realmente es el más belicoso y “fajarín”, y que en los últimos tiempos se ha antojado del petróleo de Medio Oriente, como niño que gusta de los juguetes ajenos, para cuidar los propios.

Pero regresemos al tema que ronda mi cabeza desde hace unos días: Fidel. Quien cometió el error de desafiar a USA en plena Guerra Fría y puso el Caribe caliente; quien nacionalizó las refinerías norteamericanas en suelo cubano, cuando Usa se negó a refinar petróleo soviético.

Ese fue el inicio de las desavenencias que han durado más de 50 años entre un pequeño país y una gran potencia guerrerista. Por ello en las escuelas nos ilustraban las crueldades del Tío Sam y sus actos criminales que le costó la vida a muchos compatriotas desde el propio año 59, cuando aún no se hablaba de guerras terroristas porque Estados Unidos se valía de ella para desestabilizar sistemas que no seguían sus dictámenes.

Es cierto que la Unión Soviética estaba presente en la vida diaria de Cuba, que nos pretendíamos comunistas, pero más de una vez escuché aquel pasaje bíblico donde el pequeño David derrotaba al gigante Goliat.

Pero volvamos a Fidel, y mis más de 600 razones pa’ defenderlo. Porque a ese que tildan de dictador, asesino, era y es querido por todos los niños cubanos, porque estos si saben querer, porque son la esperanza del mundo como bien dijo el maestro.

Por ello cuando visité el pequeñito poblado de Mercedita, al sur de Cárdenas, y conocí que antes del 59 era la nada, donde reinaban los varentierras, pequeños bohíos con piso de tierra, y que fue Fidel quien personalmente cambió todo como un huracán, y se construyeron casas de mampostería, y una escuela similar a la de cualquier ciudad importante, pensé en el mayor atentado que ha sufrido su persona: la desinformación de los medios extranjeros.

Cuando recorrí la escuela y saqué mi cámara prestada y me dispuse a retratar a pequeños que creí asustadizos por ser del campo, y espontáneamente todos empezaron a posar, a reír, a casi exigirme que tirara más fotos, pensé más aún en Fidel, el hacedor de hombres y mujeres, porque fundó muchas escuelas, más de 600, incluso en pueblecitos apartados como Mercedita, que no aparecen en el mapa.

Acerca de Arnaldo Mirabal Hernández

mm
Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top