Viernes , 14 diciembre 2018
Es Noticia

Formar periodistas con previsión

periodismo

Hace algunos años, uno de mis maestros de la universidad, caló un pensamiento que se hizo perpetuo en mi ejercicio de periodista y en la vida cotidiana. Llamaba a un grupo de jóvenes que apenas conocíamos de los medios de comunicación a impedir que nos cortaran las alas, los deseos de volar y de soñar. Intensionaba su lección a ser realistas, veraces, inquietos y rebeldes, pero siempre con inteligencia.

El periodismo quizás es hoy uno de los oficios más cuestionados. Todavía existen algunas razones certeras, otras no muy convincentes y alejadas de la realidad. Todo parece indicar que los cubanos podemos emitir criterios de todo porque pretendemos ser especialistas en todas las materias. Esa característica también puede sazonarse en el ajiaco de la cultura cubana que describe el antropólogo Fernando Ortiz.

En los últimos años los medios de comunicación de la provincia se han premiado con la entrada de jóvenes periodistas egresados de la Universidad de Matanzas. La frescura de nuevas ideas y maneras de hacer confluyen en el ejercicio y reaniman las redacciones desde la prensa escrita hasta el periodismo hipermedia que explora las tendencias y tecnologías más novedosas.

A diez cursos de la apertura de la carrera en la Casa de Altos Estudios de La Atenas de Cuba se mueven algunas opiniones de la factibilidad de la carrera, con fundamentación basada entre otros elementos, en la escasez de personal fijo para las clases. Lógico que quienes promueven este debate desconocen la función y necesidad de los profesionales de la prensa en la provincia y abaratan su conocimiento en la planificación de políticas quizás operativas pero poco efectivas.

Pero lo más triste constituye la privación de permitir que nuevos jóvenes sueñen con la profesión y quieran cortarle las alas antes de iniciar el vuelo. Aunque los datos pueden ser un elemento más, resulta significativo que en los últimos años de los 58 agresados en Periodismo, 30 fueron títulos de oro, y muchas problemáticas de la comunidad matancera han sido solucionadas por las denuncias publicadas en prensa. Esa que educa a la familia, le brinda información, convence, persuade y recrea.

¿Por qué representa importante proteger la permanencia de la carrera de periodismo en la Universidad de Matanzas? Sencillamente porque es resultado del esfuerzo y voluntad de un grupo de profesionales con un pensamiento futurista, ese del que carecen quienes hoy pretenden luchar contra las dimensiones de una profesión que también simula un sacerdocio.

Los medios de la provincia hoy tienen mayor impacto y participación ciudadana. Varios sectores promueven su quehacer y las historias de muchos matanceros quedan retratados en la eternidad de la tinta, la imagen o el sonido. Indaguemos en las herramientas que faltan para convertir el periodismo en más desenfadado. Examinemos los métodos para promover y elevar la vinculación constante de los estudiantes con las prácticas pre-profesionales, el intercambio y el debate. Hay que enriquecer los planes de estudios y lograr mejores clases, cualidad que la apertura o cierre de una carrera no determinan.

(Imagen tomada de internet)

Comparte:

Acerca de Karel Ricardo Roque

mm
Graduado en la Universidad de Matanzas en la Licenciatura en Periodismo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top