Miércoles , 27 mayo 2020
Es Noticia

La cola en tiempos de internet

Comparte:

Quienes visitan las redes sociales  o sean adictos a revisarlas con frecuencia no me dejarán mentir. Múltiples publicaciones reflejan al cubano en largas colas para comprar productos imprescindibles en cualquier casa, como el pollo , el detergente o el jabón.

Algunos no solo exponen el fenómeno, también publican situaciones desagradables donde quedan al descubierto peleas con intervención del orden público.

En tiempos de unidad, de extender la mano amiga, de solidaridad ante las dificultades que afronta el país debido al bloqueo, ¿por qué reflejar hechos así en las redes sociales? ¿Por qué utilizar estos medios para mostrar aquellas vicisitudes o carencias que podamos tener, cuando los que comentan esas publicaciones no hacen otra cosa que fomentar el odio?

Pensar como país, frase que muchos creen trillada, pero que atinó nuestro presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez,cuando la dijo, no es otra cosa que unirnos a pesar de las dificultades, esas que no digo sean evidentes, pero debemos tener confianza en la dirección de nuestros dirigentes, en que podamos, como en miles de ocasiones, vencer el cerco económico impuesto por el gobierno de Estados Unidos.

Reflejar la miseria humana no debe ser eco de los cubanos, porque así no salimos adelante. Que hay colas, es cierto, pero el buen comportamiento de ambas partes, del cliente y del vendedor resulta primordial. Lo más importante en estos tiempos es cuidar lo que tenemos y amarnos como cubanos. Esas deben ser nuestras principales premisas.

Acerca de Lyl Jiménez Rodríguez

mm
Vivo en Matanzas, Cuba. Periodista en TV Yumurí.

Un comentario

  1. Srta Jimenez:
    Si la soberbia de sus Generales al tener al Presidente de los EEUU con la mano extendida en La Habana, o su racismo, no los llevó a negociar el fin del Embargo, o su ambición desmedida hoy por el poder que los ha llevado a eternizarse mientras imponen la miseria a nuestro pueblo y provocan la estampida de 3 millones de emigrados y creciendo.
    Qué más le puedo decir.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top