Jueves , 15 noviembre 2018
Es Noticia

Sobre la Reforma Constitucional (I)

Img Rconst

El próximo 13 de agosto —y hasta el 15 de noviembre— comenzará un ejercicio popular trascendental para el futuro de todos los cubanos. El Proyecto de Constitución de la República de Cuba será sometido a una amplia consulta donde podrán participar todos los ciudadanos del país.

De acuerdo con autoridades parlamentarias enroladas en la elaboración del importantísimo documento, como parte de este ejercicio democrático se realizarán más de 135 mil reuniones en toda la isla, en centros de trabajo y en la comunidad y se prevé la participación de más de 12 millones de personas, ya que habrá quien opine tanto en el ámbito laboral como en el barrio.

Pero, ¿por qué es necesario ahora un cambio constitucional en Cuba? ¿Cuáles son los aspectos principales que definen este Proyecto de Constitución? 

Según opiniones de especialistas, tanto del campo del derecho como investigadores sociales, Cuba necesita una nueva Constitución que permita recoger las transformaciones socioeconómicas realizadas en el país durante la última década, así como implementar una estructura estatal acorde con los tiempos actuales, todo ello en consonancia con los acuerdos aprobados en el VI y VII Congreso del Partido.

En ese sentido, también resulta vital que la Ley suprema de la República reconozca otras formas de propiedad que caracterizan la realidad cubana, además de incorporar “contenidos de tratados y protocolos internacionales que en materia de derechos de los ciudadanos fueron suscritos por Cuba en los últimos años, bajo el precepto de igualdad entre las personas, sin discriminación de ningún tipo.”

Un artículo de la ACN destaca que: “Se trata de cambiar la Ley suprema del país para tener un Estado y Gobierno más funcional y moderno que vaya a la par de los cambios en la nación, contemplados en los documentos aprobados por el Partido Comunista de Cuba: Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.”

Por eso, el documento que ya se halla en manos del pueblo reafirma el carácter socialista de nuestro sistema político, económico y social, así como el papel rector del Partido Comunista de Cuba como fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado.

Además, se define al Estado cubano como un estado socialista de derecho, democrático, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como república unitaria e indivisible, fundada en el trabajo, la dignidad y la ética de sus ciudadanos, que tiene como objetivos esenciales el disfrute de la libertad política, la equidad, la justicia e igualdad social, la solidaridad, el humanismo, el bienestar, y la prosperidad individual y colectiva.

Esta propuesta realza la supremacía de la Constitución dentro del ordenamiento jurídico y la obligatoriedad de su acatamiento y cumplimiento por todos, así como el imperio de la ley en la actuación de los órganos del Estado, sus directivos y el pueblo.

El proyecto consta de un Preámbulo y 224 artículos, divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones. En otro momento, analizaremos en profundidad los principales cambios que se proponen.

 

Acerca de Gabriel Torres Rodríguez

Periodista. Especialista en Marketing Digital y editor web de la Editora Girón

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top