domingo , 27 septiembre 2020

Enfermeras: esos seres sanadores

Si bien cuando uno nace es un doctor o doctora quien te recibe, será una enfermera quien te llevará al cunero y velará por ti en esas primeras horas de tu llegada al mundo.

Surgirá así una relación que durará toda tu existencia, como esa marca que llevas en el hombro y que te hace inmune a varias enfermedades.

De niño sentirás temor al vértelas con una enfermera, e inyección será la palabra mágica que al escucharla como amenaza te hará entrar en razones…

Puede que hasta sientas temor cuando veas llegar a una enfermera a tu escuela, solo con el tiempo entenderás cuán importante es su labor. Ellas son las que más tiempo permanecen junto al enfermo, las que sanan las heridas, y regalan una palabra de consuelo al paciente adolorido. Se vuelven seres imprescindibles, y con la maestría alcanzada con los años, hacen que el dolor de una cura o inyección sea efímero.

Por eso cada 12 de mayo el mundo celebra el Día Mundial de la Enfermería, en honor a aquella precursora que fue la italiana Florence Nightingale, quien sentara las bases de la disciplina en 1860. Mucho ha llovido desde entonces y dentro de la historia de la medicina las enfermeras han alcanzado su propia estatura.

En estos días muchas de ellas cambiaron su usual uniforme blanco retocado por la cofia, para ir de verde, con guantes y nasobuco, pero la esencia es la misma y el paciente lo percibe al escuchar la frase cariñosa tras el medicamento.

Por eso desde que comenzó la pandemia los aplausos de cada noche al personal de salud tiene en las enfermeras a importantes protagonistas.

COVID-19 en Matanzas

Acerca Arnaldo Mirabal Hernández

Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Te puede gustar

Rostros felices vestidos de héroes

En la aparente tranquilidad de sus calles vacías de la Universidad de Matanzas transitan miles …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *