Sábado , 23 marzo 2019
Es Noticia

Cursilerías….

Quiero besar tus costillas, amiga, allí, donde hirieron a Dios; quiero ceñirme entre tus piernas, y extender mis manos en forma de cruz; dirás que blasfemo, pero realmente no me importa el castigo ni morir crucificado si estas cerca de mí, más aún si estás debajo.

Que claven mis manos y pies entonces, para que no puedas huir.

Te amaría en un pesebre, muchacha, o bajo aquella escalera, que no nos llevará al cielo, porque más me importa desandar la tierra contigo, tropezar y caer, que remontarme por los aires.

No me interesa que un día cualquiera beses a otro, o que las noches me recuerden que estás tan distante de mí, como esa luna; llegará el día en que me fundiré a tu cuerpo como el tatuaje de un reloj de arena, y así secuestrar el tiempo.

Es fácil, amiga, hablarte de estas cosas que ya sabes. Porque aún distante debes sentir cuándo y cómo te amo; sé que percibes mis manos cuando recorren tu espalda, que se te eriza la piel cuando respiro en tu cuello, yo lo siento amiga, y es tan vivida la experiencia que ha de llegar ese día.

Te confieso que si me pongo cursi soy más yo; es más fácil sentir por ti que decírtelo con palabras. Cómo decirte que la cercanía de tus labios al teléfono propicia mis silencios; que desde que abro los ojos miro al este para ubicarte en la distancia; que en las noches trato de dibujar tu rostro con el humo del cigarro; que te nombro cada minuto, y cuando no te nombro, te grito.

Debo decirte, y no sé cómo, que el día que te tenga enfrente te besaré sin importarme nada, ni nadie, porque al final nada importa, y la gente se hace daño.

Aquí estoy amiga, desnudo y transparente. Mira a través de mí, notarás alguna que otra cicatriz, lee tu nombre bajo mi pecho. Eres mi segundo nacimiento. Lástima que antes de nacer este amor, ya estaba condenado.

Comparte:

Acerca de Arnaldo Mirabal Hernández

mm
Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top